.Oficina de Turismo de Corral
.Oficina de Turismo de Corral
imagen
 
.Oficina de Turismo de Corral
Mis Enlaces
Mis Productos
Castillo de Corral Gana concurso del Ministerio de Educación “15 Clásicos de Chile”.
imagen
Corral, Como un reconocimiento al valor Histórico Patrimonial que representa el Castillo de Corral; la singularidad que otorga su presencia imponente en medio de la ciudad y el enorme esfuerzo de difusión y uso turístico recreativo que realizan durante más de una década el Municipio Corraleño al interior del Monumento con su Reanimación Histórica, fue catalogado por el alcalde Gastón Pérez el triunfo obtenido por el Castillo de Corral. Es así, que este martes 07 de diciembre de 2010, se entregaron los resultados de la votaciones que ciudadanos de todo el país realizaron a través de Internet y que dieron a nuestro Castillo de Corral como ganador con la más alta Votación. Así también, quedo relegado a un segundo lugar el Muelle Shuster, seguido del Fuerte de Niebla, el Torreón del Barro (Calle Picarte) entre otros.

La prensa Regional (Diario Austral) menciona en su portal electrónico la noticia (08/12/2010) mencionando entre otras cosas lo siguiente “…a través del sitio web www.15clasicosdechile.cl, los chilenos eligieron los monumentos más representativos de todas las regiones. En la página los participantes pudieron encontrar siete opciones para votar, siendo el llamado Fuerte de Corral el que se convirtió en el clásico de nuestra región al término de las votaciones el pasado 30 de noviembre. El concurso contempló elegir a las 15 obras de construcción humana, una por región, que simbolizaran el desarrollo del país en sus 200 años de vida republicana, y surgió a raíz de la importancia de que cada lugar de Chile cuente con un ícono que represente la historia de del país a través de las obras. Cada persona pudo votar por el clásico que quisiera y no fue necesario pertenecer a la región donde están los monumentos”.
Altos Hornos de Corral
imagen
Hablar de la ciudad portuaria de Corral, sin duda nos evoca inmediatamente a Castillos españoles del 1645, maremoto y terremoto de 1960 pero también a un paso Industrial para muchos aún desconocido.

Corral, una de las 12 comunas de la actual región de los ríos, se encuentra ubicada estratégicamente en la denominada Bahía de Corral, aguas que fueran visitadas por insignes navegantes como Juan Bautista Pastene en 1544 quien la descubre para los Conquistadores Españoles, luego visitada por la expedición Holandesa de 1643 y por la imponente expedición repobladora Españolas de 1645, la cual daría inicio a la construcción titánica de las denominadas Fortalezas Españolas de la Bahía de Corral.

Pero el Puerto de Corral con su más de 466 años de historia pos Conquista, ha sido testigo no solo de la existencia de infraestructuras pensadas para la Guerra. Allí, se encuentra uno de los más notables vestigios del desarrollo de la Siderúrgica en Sudamérica. Es así, que en 1 de febrero de 1910 se comienza la producción de Fierro en Corral a través de la empresa Altos Hornos de Corral.
imagen
Génesis de una Historia
La primera Industria Siderúrgica de Sudamérica tiene sus orígenes un el 6 de marzo de 1906, cuando se constituyó ante un notario en Francia la Sociedad Hauts Fourneaux, Forges Et Acieries du Chili, también llamada Altos Hornos de Chile.

El 14 de agosto de 1907, por decreto supremo Nº 2.177, se traspasa a esta sociedad, los derechos concedidos al señor Abel Eugenio Carbonell quien había enviado como su representante ante el Gobierno de Chile al señor Julio Delaunay para que solicitara autorización para fundar un establecimiento Siderúrgico en Chile. Es así, que el señor Carbonell, un destacado empresario Frances y socio de la importante empresa Siderúrgica Franco-norteamericana Schneider-Creuzot. Pasaría sus derechos a Hauts Fourneaux, Forges Et Acieries du Chili. Los socios formaron inmediatamente un consejo administrativo de 5 miembros y designan como presidente al Conde Abel Armand, como administrador al señor Grandjean y como Administrador delegado al señor Carbonell.
Los Minerales de la Mina El Tafo para Corral
imagen
En Junio de 1906 con dineros de la sociedad Hauts Fourneaux, Forges Et Acieries du Chili, Carbonell contrató un prospector de minas “Adolphe Verdeiham” quien viaja a Chile con la misión de escoger, entre los muchas yacimientos de fierro que la sociedad pondría adquirir. Símultáneamente, la sociedad nombró como su representante en Chile al Conde Joseph De La Taille Trentinville, que viajaría luego de un tiempo a Chile, dando muestra de lealtad a la sociedad. No ocurriría lo mismo con Abel Carbonell, puesto que junto con contratar a Adolphe Verdeiham, le escribió a Joseph De La Taille, que el prospecto debería actuar secretamente y dirigir los informes, en forma confidencial a su persona. Una vez en Chile, Adolphe Verdeiham, visita varios yacimientos de Hierro y recomendó la compra de El Tafo.


En 1910 Abel Eugenio Carbonell renunció a su cargo de administrador delegado y, en 1911 Armand lo presidencia de la Sociedad.

En 1907 la sociedad Altos Hornos contrato con la casa Schneider del creusot, a ingeniería del proyecto siderurgico y la fabricación de todos los equipos y estructuras de Acero. Como ingenieros proyectistas se contrato al metalúrgico Francois Proudhomme, quien además fue designado como director general de Altos Hornos de Chile, para tomar a su cargo la parte técnica de la operación en Corral. En una charla de la sociedad de Fomento Fabril del 31 de diciembre de 1908, Carlos Vattier, informó que Fundición Alto Hornos procederá a utilizar una invención consistente utilizar leña para fundir los minerales de fierro, aprovechando todos los productos restantes de la combustión o destinación de la leña; Acido Acétitico, Alcohol metílico, alquitrán, calorías, etc. De la Taille, a nombre de la Sociedad, elevó una solicitud al Gobierno del presidente pedro Montt, quien había sido presidente de la socieidad de Fomento Fabril para que liberara de derechos aduaneros todo lo que debía importanse de Francia y bajo la Ley 1.768 de 1905, se aprobo por el Gobierno y se envió la Ley al Congreso. En 1909 se aprueba la Ley Nº 2.176 que libero de derechos de internación de: Materiales refractarios, estructuras, elementos para 4 Altos Hornos y equipos para la industria siderúrgica.

El 23 de noviembre de 1906, un decreto del Ministerio de Obras Públicas, autorizó la ubicación de la fabrica siderúrgica en los lugares llamados “La Aguada y Bahía cementerio, en el puerto de Corral.

El 30 de noviembre de 1907 se dictó un decreto que decidió ubicar el establecimiento siderúrgico en la bahía de Corral, determinando que una cantidad de 100 hectáreas de terrenos fiscales y particulares que había que expropiar pasarían al dominio de la Sociedad. Una parte de los terrenos se ubican en torno al Puerto de Corral, circundando la población de Corral Bajo y Alto. Las otras partes estaban entre Morro Gonzalo y el Mar, en las riberas del río San Juan y en Punta Niebla.
El Castillo comienza a ser parte de Los Altos Hornos
Sin duda una las partes más controvertidas del citado decreto incluía en dichos terrenos el Castillo de Corra y permitía el uso , decía el decreto “Con los escombros del antiguo fuerte ubicado en ellos y con las escorias de los Altos Hornos, la Sociedad, a medida de sus necesidades, llenará las partes marítimas de sus terrenos..”

De La Taille informó al congreso en agosto de 1908, que la sociedad en Francia ha reunido un capital de de 10 millones de francos. Además que en 1908 se había iniciado los trabajos de preparación de los terrenos en Corral y en el Tafo. En esta última, con el inició de las obras civiles para instalar un andarivel de 7.5 kilómetros y un puerto mecanizado. Por su parte en Corral, la Sociedad dio inicio a los trabajos de construcción, ubicando la fábrica junto al Castillo de Corral. El uso que comenzó a darse del castillo de Corral causo rechazos. Hasta en el Congreso se criticó al Gobierno por los daños que se estaban realizando, lo que derivó en la paralización de las faenas. Por su parte los habitantes de Corral molestos comenzaron a reclamar porque la Sociedad cercaba por los cerros y la playa la ciudad. La Sociedad entonces, decide trasladar el sitio de la fábrica a la Quebrada de la Aguada, renunciando a las fajas de terreno que rodeaban a Corral.

En marzo de 1908, las obras demandaban la mano de obra de 170 operarios, que subirían en los próximos meses a 400, fuera del personal superior.
Aceleradamente se construyen dos muelles, un túnel entre los dos muelles y el área industrial, las fundiciones para los altos hornos, para los Cowpers, la maestranza, bodegas, oficinas, y se había construido además casas para los empleados y los obreros: Los contratistas son los franceses Leon Danndel y Eugenio Beaufils. A fines de 1909, las obras estaban terminadas participando ingenieros Franceses, técnicos Belgas, Alemanes y Franceses, Operarios Chilenos y extranjeros.